m
Popular Posts
Follow Us
InicioColumnasEN LA OPINION DE LUIS ROBERTO VELASQUEZ

EN LA OPINION DE LUIS ROBERTO VELASQUEZ

CUANDO SE ABUSA DE LA FE A TRAVÉS DEL DOLOR AJENO NACEN LAS MENTIRAS PIADOSAS Y TODO SE JUSTIFICA POR LA SENCILLA RAZÓN QUE “YA ESTABA DE DIOS QUE ASI IBA A SUCEDER”

Cuando Sadako Sasaki tenía dos años, una bomba atómica cayó sobre su ciudad, Hiroshima en Japón. Después de diez años, cuando ella tenía doce años de edad, los doctores en el hospital descubrieron que ella tenía leucemia, un tipo de cáncer causado por la bomba atómica.

En el libro Sadako y las mil grullas de papel, la autora Elanor Coerr explica que cuando Sadako está en al hospital, su amiga Chizuko le cuenta la historia de las mil grullas de papel. La historia es que si estas enfermo y haces mil grullas de papel, los dioses te curarán de la enfermedad que tienes. Asi es que Sadako hizo una meta de hacer mil grullas de papel. Sin embargo, cuando ella murió solo tenía 644 grullas completadas.

Tres años después de que Sadako murió, los niños de toda su ciudad, Hiroshima, dedicaron una estatua de ella con una grulla en su mano en un parque. Sadako y las mil grullas ahora son un símbolo de paz para todo el mundo.

Esta historia aunque haya sucedido en Japón, se repite constantemente en nuestro país cada vez que hay un proceso electoral, por la sencilla razón que nos hacen creer que si hacemos muchas grullas de papel, esta vez si nos va a ir bien, aunque al final nuestra ilusión muera porque no logramos completar la meta y entonces diremos “Ya estaba de Dios que así iba a pasar, pero ni modo en alguien teníamos que confiar, pero si así estaba escrito no hay nada que hacer”.

Las grullas de papel son esas promesas de campaña que tanto escuchamos: Bajaremos las tarifas eléctricas, habrá más empleo, vamos a garantizar la seguridad, seremos incluyentes y trabajaremos para todos, vamos a combatir la corrupción, yo si se cómo gobernar, yo soy honesto, la gente habla de mi porque me tiene envidia y les voy ganando, y muchos etcétera más.

México es un país donde la gran mayoría de sus habitantes profesan alguna religión, eso en épocas electorales nos vuelve vulnerable pues gracias a que Miguel Hidalgo uso como estandarte a la Virgen de Guadalupe nos hizo creer que tendríamos patria y libertad y hasta este momento nada de eso fue cierto, la revolución mexicana y la independencia de México se ha convertido en una verdad gracias a una mentira repetida muchas veces, tan es así, que damos el grito de independencia con orgullo el día que se celebró el cumpleaños de un ex gobernante y desde entonces seguimos por tradición una festividad en una fecha equivocada. Somos tan patriotas que para el 15 de septiembre compramos banderitas hechas en China o en Taiwán, somos tan patriotas de nuestro querido México que nos emociona más gritar vamos Messi o todos sentirnos hijos del Barca o del Madrid porque la Champion es mejor futbol que el que se da en el llano, donde nuestro talento local no tiene apoyo por el hecho de ser de escasos recursos y como sabemos sin dinero no entras a un equipo de la Liga Mx, pero cuando un compañero de barrio lo intentó y por no tener patrocinio ni los recursos para pagar y estar en una selección de los equipos de Primera División Mexicana le terminamos diciendo esa porra tan famosa “No te preocupes, ya estaba de Dios que eso no era para ti, a lo mejor Dios te quería para otra cosa, no todos llegan al menos lo intentaste” y es ahí donde nos quedamos como Sadako con 644 de las Mil Grullas de Papel que tenía que hacer para salvarse.

Si realmente queremos un mejor país, NO es bueno dejar la confianza en personas que NO saben ni siquiera que hacer con sus vidas, NO podemos dejar la confianza en quienes nos dicen: Yo si voy a apoyar a los jóvenes para que tengan una mejor condición de vida, cuando vemos que sus hijos nunca han trabajado pero se dan vida de lujos y no sabe cómo explicar de dónde sacan el dinero para ello, lo peor sería justificarlo y decir bueno el sabrá como le hace no podemos juzgarlo.

México hoy en día necesita DESPERTAR, vimos un debate presidencial donde solo hubo 2 propuestas y muchas grullas de papel en el tendedero, México necesita que así como nos organizamos para la carnita asada, para hacer memes, para cuestionar o relajear en grupos de WhatsApp seamos capaces de realmente ver más allá de las narices y no poner el odio o el supuesto hartazgo por delante.

Me pregunto, de que está harta la sociedad, si son ellos los que cambian de partidos y siguen votando por las mismas personas, el político no es un chapulin por gusto, sino porque si hizo algo mal siendo priista, promete que ahora lo hará mejor porque es panista y si las cosas no salieron bien entonces se va al PRD y le echara la culpa a los anteriores que él quería hacer las cosas bien pero el sistema no lo dejo y entonces ahora es la oportunidad que con Morena lleguemos a crear la Esperanza de México.

Entonces la estrategia radica en esa gran historia que ojala pudieran leer, Sadako y las Mil Grullas de papel, y entendamos que México somos todos y con el afán de respetar creencias, voluntades y opiniones, solo dejemos de lado el pensar que si nos fue mal era porque nos dijeron una mentira piadosa y caímos o peor aún… “Ya estaba de Dios que asi iba a suceder”.

Rate This Article:
Sin Comentarios

Disculpa, la forma del comentario está cerrada en este momento.